Andriev


Serio, cerebral, práctico y de objetivos claros. Vivió su infancia junto a su madre y a su padrastro en Vyborg. A los 14 años ingresó en la academia de policia y perdió contacto con su madre hasta que la reencontró junto a Pascualina años después. Conoció a Pascualina en Berlín a donde fue enviado para custodiarla y asegurarse de mantenerla alejada de Jan, mientras éste estaba cautivo en Moscú. El tiempo transcurrido junto a Pascualina hizo que Andriev se replanteara su concepción de la vida, algo muy profundo en él cambió al conocer a Pascualina. Siempre había intentado defenderse y reprimir sus sentimientos en función de objetivos racionales, ahora se vuelve un hombre vulnerable y cercano a las personas. Ve en Pascualina a una compañera de sentimientos profundos y maduros, en quien puede confiar. Es tan profundo su amor por Pascualina que aún desde el mundo de los sueños en que está encerrado busca sin cansancio comunicarse con Pascualina e impedir que ella lo olvide.

Relación