Danitza


Cosaca del sur de la campiña rusa, es una chica dulce y de mirada triste, rodeada de cariño y sobreprotegida por su abuelo Anton. No le permitían tener amistades fuera de la granja. La estadía de Pascualina la hizo sentir que por primera vez tenía una amiga de verdad. Le confió a ella que padecia de un cáncer incurable, cuestión que hasta el momento sólo compartía con su madre. Si bien quiere mucho a su familia comprende que lo que planean no es bueno y al final decide ponerse del lado de Pascualina y ayudarla a encontrar el sitio en el cual Romina y Andriev están secuestrados.

Relación