Pascualina


Reflexiva y poseedora de un enorme mundo interior, Pascualina va madurando su actitud frente a la vida en la medida en que conoce el mundo de los demás. Su fortaleza está en ver siempre el lado positivo de las cosas, en asumir los acontecimientos como un aprendizaje y un medio para salir adelante, pues confía en que todo tiene un sentido en la vida. Su sensibilidad y profundidad, le hacen difícil olvidar a las personas, especialmente a aquellas con quienes ha compartido momentos significativos de su vida. Es innato en ella traspasar las barreras del mundo de los demás, y hacerse muy cercana a ellos. Hace propios los dolores y sufrimientos ajenos. Nunca ha sentido un amor igual como el que siente por Andriev. La serenidad y madurez de Andriev, unidos a lo enigmático de su personalidad le llenan la vida. La noticia de la muerte de Andriev, la llevó a buscar un espacio de soledad en Lichtenstein, en donde pensar y meditar con calma. Decidida a olvidarlo como única opción para seguir adelante con su vida, volvió a encontrarlo en sus sueños.

Relación