Wladimir


Jefe de la policia secreta rusa. Prudente. Silencioso, Cauto. El ambiente hostil y competitivo de su trabajo, unido al temor de las represalias, lo obligó a mantenerse alejado de su esposa, Nuria y su pequeño hijo, Andriev. Si bien siempre mantuvo con ellos correspondencia hasta la edad en que Andriev cumplió cuatro años. Su esposa, cansada de llevar una vida lejos de su marido y sin comprender las razones que éste tenía para apartarse, se casó con otro hombre, Pietrov y crió junto a él a Andriev. Wladimir no quiso darle su apellido a Andriev mientras estaba en la academia de policia para evitar obstaculizar su carrera. Andriev no se enteró de que Wladimir era su verdadero padre hasta la edad de 18 años.

Relacíon